El pulpo es un molusco cefalópodo con ocho brazos y tres corazones y es, sin duda, una de las criaturas más extrañas de la vida marina, además de ser a día a de hoy  un referente de nuestra gastronomía. Este molusco se distingue por un sabor y  una textura muy significativa y, por sus grandes propiedades nutricionales. Posee un alto contenido en zinc y es el marisco más bajo en colesterol, rico en vitaminas y minerales.

Todo un manjar, cada vez más popular, que se ha convertido en un plato de lujo con una gran versatilidad a la hora de ser cocinado.

A la hora del cocinado es preferible que el pulpo sea de 1 kilo o 1,5 kilo, para que su cocción permita que quede tierno.

En Bálamo podrás encontrar tres tipos de cocinado de este exquisito manjar: pulpo a la parrilla, al limón y a la gallega o pulpo a feira.

A la parrilla, el pulpo queda jugoso por dentro y crujiente por fuera. Al limón, es el cocinado menos conocido de los tres y quizás el más saludable, con un toque diferente y exquisito. A la gallega, es la versión más tradicional, regado con aceite de oliva, sal gorda y pimentón, y acompañado de unas patatas gallegas.

¿Cuál es tu preferido?

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>