Como muchos sabéis Bálamo significa “banco de peces”. Este nombre es mucho más que una palabra sonora, para nosotros define nuestro espíritu, la posibilidad de ofrecer un espacio gastronómico en el que disfrutar, y que se convierta en punto de encuentro para familias, clientes y amigos. Detrás de este gran proyecto está Óscar García, el alma de Bálamo. Hoy queremos que le conozcáis un poco más.

 

Hola Óscar, ¿podrías presentarte en pocas palabras?

Mi nombre es Oscar Garcia, tengo 47 años y nací en Madrid. Soy el socio gerente de Círculo y Bálamo, dos proyectos personales que gracias a mi esfuerzo y constancia son una realidad.

¿Cómo surge la idea de crear Bálamo?

Siempre he tenido presente que para que un negocio funcione, el cliente debe ser lo primero y con esa filosofía abrí Círculo. El objetivo siempre ha sido mantener una buena relación calidad precio. Al ver el éxito de este primer proyecto, decidimos apostar por un local aún más grande y que pudiese cubrir y mejorar las carencias de Círculo. Fue entonces cuando nació Bálamo, diseñado con un espacio más amplio pero siendo fieles a nuestro modelo inicial.

¿Cuáles son tus funciones en Bálamo?

En cuanto a mi función en Bálamo, me considero un trabajador más dentro de la plantilla. Pero es cierto, que  mi posición como gerente me obliga también a cumplir otras finalidades. Debo estar presente a la hora de recibir a los proveedores,  encargarme de la gestión y negociación de los productos pero sobre todo y con lo que más disfruto, tratando de gestionar de la mejor manera mí equipo de trabajo. Mis empleados son uno de los grandes motivos de nuestro éxito y para ello, crear un buen ambiente laboral es fundamental.

¿Qué es lo que más te hace disfrutar en tu trabajo? ¿Y lo que menos?

Siendo sincero, es difícil escoger un solo aspecto que me haga disfrutar de mi trabajo.  Aun así destacaría el oír un gracias de mis clientes junto con el poder satisfacerles y ver el entusiasmo con el que trabajan mis compañeros de profesión que, como he mencionado anteriormente, considero la base esencial para que este trasatlántico navegue. Por otro lado, al esperar satisfacer a todos mis clientes me siento disconforme en situaciones donde el cliente no ha recibido un servicio al nivel de lo que somos capaces de ofrecer, no permitiendo apreciar el trabajo y esfuerzo que hay detrás

¿Qué espacio del restaurante te gusta más y porqué?

Mi espacio favorito sin duda es el jardín vertical, compuesto por 14.525 plantas y una variedad de 29 especies. Fue una decisión difícil por todo lo que suponía disponer de un espacio como esté en un local cerrado. Pero a día de hoy,  es una de las decisiones de las que más orgulloso me siento. ¡Bálamo colabora a crear oxígeno para 370 personas!

¿Cuál es tu plato preferido de la carta de Bálamo? ¿Y tú vino?

Indudablemente en temporada el camarón frito pero para mí, nuestro  plato estrella  es el maravilloso pulpo a la brasa con sus patatas revolconas. En cuanto al vino, el premio se lo lleva el vino albariño de la casa, elaborado en una pequeña bodega en el norte de España y servido directamente en nuestro restaurante. Caracterizado por su poca graduación, deja un sabor de frescor sin llegar a ser un vino acido.

¿Cómo te ves de mayor?

Después de tanto esfuerzo y trabajo para poder sacar adelante los proyectos laborales de  mi vida, me gustaría poder vivir en tranquilidad y rodeado de mi gran familia. Gracias a su apoyo, tengo esta actitud ante la vida y he sido capaz de  hacer frente a todas las situaciones complicadas a las que me he tenido que enfrentar. Mi familia es mi motor y les estoy tremendamente agradecido.

 

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>