Porque diciembre es toda una celebración, y no hay verdadera celebración sin champagne, en el post de hoy os vamos a contar unas cuantas curiosidades de está burbujosa bebida, para que sorprendáis a los vuestros con estos datos que seguro no conocen, pero tú sí que estás por conocer.

¡Cheers!

 

La primera botella de vino espumoso fue creada por un monje

Dom Perignon, que si no es vuestra favorita al menos la conocéis, ¿verdad? Pues fue gracias a nada más y nada menos que al monje Dom Perignon (1636-1715) a quien se le atribuye esta bebida, ya que durante 47 años fue el responsable de la bodega de la Abadía de Hautvillers y quien, por casualidad, encontró la manera de hacer un vino con burbujas.

Las burbujas pueden durar hasta tres días

Si tenéis el tapón y queda más de la mitad de la botella, las burbujas pueden llegar a durar entre 2 y 3 días. Sin embargo, nuestra recomendación es que os bebáis la botella entera una vez abierta, ya que luego el sabor cambiará un poco y es que estando en navidades, lo que os hará falta en lugar de tapones, seguro que serán más botellas.

Champagne sólo hay uno

Así es, encontramos que alrededor del mundo hay bodegas y regiones vinícolas que producen vinos espumosos a través de los mismos métodos, pero realmente sólo se puede llamar champagne a los vinos elaborados en la región francesa con su mismo nombre. Es una denominación de origen con procesos establecidos y uvas concretamente seleccionadas.

El baño de Marilyn Monroe

La actriz y modelo hizo realidad su sueño de darse un baño de champán. Para ello se abrieron 365 botellas que representan alrededor de 262 litros.

¿Cómo beberlo?

Frío, pero no helado, la temperatura ideal es de 8ºC, si se hace por debajo de esa temperatura se pierden algunos de sus aromas, aunque también hay expertos que advierten que algunas variedades deben ser preferiblemente consumidas entre 10-11ºC para que afloren todas sus cualidades.

Ah, y en compañía, para brindar y celebrar durante estas fiestas.

 

 

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>