¡Estamos de celebración! Hoy 20 de junio, como cada tercer jueves de junio, se celebra el día mundial de la Tapa, una auténtica seña de identidad de la cultura y gastronomía española. ¿Qué haríamos nosotros sin esos aperitivos que se alargan hasta las 5 de la tarde y en los que las tapas son sin duda nuestra salvación?

Hay varias teorías sobre el origen de la tapa:
Una teoría dice que esta famosa costumbre se remonta a la época de Alfonso X el Sabio, que por prescripción médica tenía que beber varias copas de vino al día, y para evitar que los efectos del alcohol fueran mayores, debía acompañarlo con pequeñas cantidades de comida. Otra de las teorías cuenta que durante la época de los Reyes Católicos, los taberneros debían servir el vino o la cerveza junto con una tapa para controlar los excesos. Y existe también una tercera suposición que dice que el monarca Alfonso XIII durante una visita a Cádiz paró en una taberna de Ventorillo del Chato. Se levantó una fuerte ventisca y, uno de los camareros para evitar que entrasen polvo e insectos en la copa que se estaban tomando el monarca, usó como “tapa” una loncha de jamón.

Lo cierto es que hoy en día el tapeo se ha convertido en un símbolo de nuestra gastronomía. Según un estudio realizado por La Federación Española de Hostelería (Fehr), en el primer Estudio Nacional de la tapa un 86,4% de los encuestados prefiere irse de tapas el fin de semana. Y con respecto a la cantidad, solemos consumir entre 1 y 5 tapas, y las que más triunfan son siempre la tortilla de patata y la ensaladilla rusa. En Bálamo, como grandes amantes de las tapas, siempre ponemos una pequeña tapa o aperitivo variados con la bebida.

 

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>