En las noches de verano a veces las cervezas se cuentan a montones… y al día siguiente eso pasa factura. Probablemente alguna vez hayas escuchado que comer marisco después de una noche de copas sea bueno para aliviar la resaca. Y si no lo has escuchado nunca te lo decimos nosotros porque… ¡es verdad! El marisco cura la resaca.

Comer piña, tomate frito o jengibre son algunos de los remedios caseros más populares para combatir los efectos de la resaca, pero para saber cómo combatirla primero tenemos que entender qué es la resaca.

La resaca es como conocemos popularmente al malestar que tenemos después de haber ingerido una gran cantidad de alcohol. Los síntomas más frecuentes son el dolor de cabeza y los mareos, pero no por la alta música de las discotecas ni la vuelta a casa en taxi, sino por la disminución de zinc y hierro y la deficiencia de vitamina A y otras vitaminas del complejo B, especialmente la B12.

La mayoría de los mariscos, como por ejemplo las ostras, tienen un alto nivel de zinc y hierro. Al igual que los pescados, el marisco también contiene vitaminas del grupo B que ayudan a recuperar la deficiencia provocada por la ingesta de alcohol. La gran mayoría de estas vitaminas y minerales necesarias para poder sobrellevar mejor la resaca al día siguiente. Algunos ejemplos son los mejillones, las nécoras o los erizos de mar.

La mejor manera de evitar la resaca es tener un consumo moderado de alcohol, pero si la noche ha sido dura y no tienes marisco a mano te estaremos esperando en Bálamo con ostras y mejillones para recuperar la energía perdida.

Pincha aquí y haz tu reserva. ¡Nos vemos pronto!

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>