La fritura de pescado es el plato veraniego perfecto para cualquier comida familiar o con amigos. Por eso hoy te vamos a contar cómo lo preparamos en Bálamo, y así cuando lo prepares en casa ¡triunfas seguro!

Es una técnica muy sencilla y rápida. Lo más importante es echar el pescado una vez limpio y rebozado en harina, en aceite muy caliente a unos 180º durante 2 minutos, de tal forma que haga una capa crujiente y dorada en el rebozado sin apenas penetrar el calor en el interior del pescado. De ahí que las piezas que os recomendamos para esta técnica han de ser pequeñas para que se hagan rápido y no queden crudas.

Los pescados más idóneos son los boquerones pequeños, gambas, chopitos y calamares. Si los boquerones son un poco más grandes, recuerda eliminar antes la espina central si se van a hacer rebozados. Fríelos abiertos durante 3 minutos a 180º.

Otros pescados que quedan buenísimos en fritura son los que son fáciles de trocear y que no tienen espinas, como el cazón o taquitos de merluza. El proceso es el mismo, se rebozan en harina y se sumergen en aceite de oliva a unos 180º, pero en este caso durante 3 minutos.

Esperamos que utilices nuestra receta para sorprender a tus invitados con una fritura perfecta.

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>