Llevar una dieta equilibrada es esencial para sentirnos fuertes física y anímicamente. Los especialistas aconsejan cocinar platos en los que se combinen ingredientes como la carne, los huevos, los cereales y el pescado. Todos ellos aportan numerosos beneficios para nuestro organismo. Hoy hablaremos de la importancia que tiene consumir pescado para la salud de los niños ya que es esencial para su desarrollo.

El pescado, como ya sabemos, es un alimento con grandes propiedades nutricionales: contiene proteínas de alto valor biológico, es rico en yodo, hierro magnesio, calcio y vitaminas A y D y cuenta con una gran cantidad de omega 3 que favorece los mecanismos psicológicos, estructurales y cardiovasculares del cuerpo. Actualmente, se han realizado numerosos estudios que han detectado grandes beneficios en el desarrollo de los más pequeños. Por ejemplo, según la revista Clinical Nutrition, los niños que comían pescado dos veces por semana (uno de ellos pescado azul) tenían menos probabilidades de tener una mala conducta debido a que la presencia de Omega 3 favorecía el crecimiento neuronal y el desarrollo del cerebro humano. Otros estudios relacionan el consumo de pescado, más de una vez por semana y combinando pescado azul y blanco, con un mayor rendimiento académico, mejoras en el aprendizaje verbal y visual, de memoria, mayor capacidad lectora y de concentración. En España, según varias encuestas realizadas, solamente 1 de cada 5 niños consume pescado una vez por semana. Para evitar esto, hay que introducir el pescado en la dieta de los niños desde que son muy pequeños. Por una parte, existen los pescados blancos como la merluza, el bacalao, el lenguado que tienen un sabor suave. Y por otra parte, los pescados azules como los boquerones, las sardinas, ricos en ácidos grasos esenciales.

¡Tarea obligatoria para los peques!

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>