No nos extraña nada que se dedique un día internacional para hablar de este rico manjar: las croquetas. Desde Bálamo te damos algunos secretos para conseguir que salgan perfectas.

croqueta BálamoA priori la elaboración parece fácil: bechamel recubierta por una capa crujiente. Pero en realidad las croquetas pueden llevar las elaboraciones más complicadas. Puede haber muchos pasos a la hora de prepararlas, que mal ejecutados den al traste con el cocinado. El primero, como siempre, es no usar ingredientes de calidad pensando en la sencillez del plato. Esto afectará a su sabor y el resultado serán unas croquetas insípidas. Otro factor importantísimo es la temperatura del aceite. Tiene que estar a 180º para que la croqueta se haga bien y el rebozado no se queme, ni se abra. Ah! Y nunca deben tocarse las croquetas en la sartén. Y, por último, aunque no afecta a su sabor, hay que intentar que la forma de nuestras croquetas sea lo más homogénea posible.

En Bálamo encontrarás croquetas de carabineros y jamón.

¡Riquísimas por cierto! Pero es un plato muy versátil que deja espacio a la imaginación del cocinero y se puede elaborar con diferentes ingredientes.

Además, nuestro equipo de cocina prepara con mimo, y de la forma más casera, la bechamel junto a los carabineros y el jamón, hasta que queda cremosa. Una vez elaborado, la reservan durante un día en el frigorífico. Al día siguiente ya están listas para su rebozado: harina, huevo y pan rallado.

¡Ya solo queda disfrutar de unas deliciosas croquetas en Bálamo, esos pequeños manjares!

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>

New mail