Hoy, con vuestro permiso, nos vamos a poner un poco seriéfilos. Pero nada intensos, tranquilos, hablaremos de uno de los grandes clásicos de la televisión internacional: nada más y nada menos que de FRIENDS. Probablemente una de las sit-coms más famosas de la historia de la televisión. Friends nos ha dejado momentos memorables, pero como nosotros somos una marisquería rescataremos un clásico de la gran Phoebe Buffay: la teoría de la langosta.

La langosta, para la mayoría de nosotros, es uno de los platos más ricos que podemos llevarnos a la boca. Un crustáceo lleno de sabor y con mucha carne que sólo de pensarlo se nos hace la boca agua. Pero con la teoría la de la langosta, Phoebe no estaba pensando en la comida ni en la cena, sino en el amor.

“Ella es tu media langosta. Está probado que las langostas se enamoran y se juntan para toda la vida. Y dicen que se pueden ver venerables parejas paseando en los viveros, ya sabes, agarradas de las pinzas”

Es decir, para Phoebe no hay medias naranjas, ¡hay medias langostas! Pero… ¿cuánto de verdad tiene esta afirmación?

Probablemente los guionistas simplemente pensaron en lo divertido que era ver a los personajes de Friends explicando cómo se agarran de las pinzas las langostas como jóvenes enamorados, pero lo cierto es que estos crustáceos son uno de los animales más fieles que podemos encontrar.

Las langostas buscan una pareja para reproducirse y después conviven durante los más de 20 años de vida que pueden tener por delante. Y no sólo eso, también comparten la madriguera y realizan actividades conjuntas, ¡todo un matrimonio! Hasta llegan a coordinarse y hacen turnos para cuidar de las crías.

Las langostas, además de estar buenísimas, son unos animales increíbles. Y para todos los que nos gusta Friends, también son un animal increíblemente romántico.

Tengas pareja o no, en Bálamo siempre tendrás una langosta esperándote. ¡Nos vemos pronto!

Haz tu reserva pinchando aquí.

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>