Entre los diversos postres que tenemos en Bálamo, no podía faltar nuestra tradicional tarta de queso, uno de nuestros tops de la carta. Elaborada en un obrador totalmente artesanal, será imposible que te resistas a ella.

Si eres amante de estas tartas sabrás que son varias las opciones a la hora de realizarla y que conseguir la cremosidad perfecta no es tan fácil como parece. 

Pero ¿conoces su origen? Si quieres saberlo no te puedes perder el post de hoy, ¡te lo contamos todo!

Origen de la Tarta de Queso:

La tarta de queso tal y como lo conocemos ahora es el resultado de muchas modificaciones a lo largo de miles de años y se cree que su nacimiento se remonta a la Antigua Grecia, donde servía de alimento a los atletas que participaban en los antiguos juegos olímpicos.

En aquellos tiempos simplemente se calentaba el queso triturado en una cacerola de cobre con miel y harina para posteriormente dejarlo enfriar y servir. Cuando Grecia fue conquistada por los romanos, estos modificaron la receta incluyendo huevo y horneándola entre ladrillos calientes. 

Fue así como se comenzó a popularizar una nueva receta mucho más similar a la que tenemos en la actualidad. Poco a poco los romanos comenzaron a moverse conquistando territorios y llevando con ellos sus costumbres y recetas con lo que la tarta de queso se expandió por todo el mundo. 

Ya en la Edad Media, con la llegada del dulce a los diferentes países europeos y americanos, la receta original impuesta por los romanos comenzó a sufrir modificaciones y esta tarta se empezó a elaborar de forma general.

Interesante, ¿verdad?  ☺

Porque no hay mejor forma para terminar una buena comilona que con un sabroso postre, ven a Bálamo y disfruta de este clásico y delicioso manjar. 

Haz tu reserva aquí.

<º))))>< Sigue nuestra estela ><((((º>