En el salpicón de marisco, en el aliño de las zamburiñas y en el de las navajas, con el bogavante, para hacer pescados a la plancha… el perejil es un ingrediente estrella en nuestra cocina. Conocido por sus múltiples propiedades vitamínicas y el poder de darle ese toque de sabor y decoración a cualquier plato, el perejil es uno de los grandes básicos de la cocina. ¿Quieres saber más sobre él?

Desde la edad Antigua, se utilizó como antibiótico y también como remedio para la calvicie. En le Edad Media se popularizó en Europa de la mano de Carlo Magno, quien mandó que se plantara en su jardín para que pudieran tener siempre un poco de perejil en su cocina. Y ya desde este momento, comenzaron numerosas supersticiones como que si alguien plantaba perejil en tu casa daba mala suerte, que siempre hay que coger el perejil de huerta ajena o que si lo plantas en Jueves Santo da buena suerte.

Como alimento se considera muy beneficioso para la salud porque tiene múltiples vitaminas como las K, A y C además de hierro, magnesio y es alto en fibra. Para las dietas no te hará falta prescindir de él, pues tan solo tiene 59 calorías por cada 100 gramos. Es decir, es todo un superalimento. Y es que 25 gramos de perejil aportan tanto hierro como un filete, por lo que es bueno para la anemia, y también para aquellos que sufren de reuma porque es un antiinflamatorio natural.

En la gastronomía española el perejil es un alimento muy presente, tanto para carnes como para pescados, para hacer salsas o incluso para poner en las ensaladas. Como decíamos al principio, nosotros lo utilizamos para hacer nuestros pescados a la plancha, hacer aliños para mariscos o como toque final para el salpicón o el bogavante.

Si leyendo este post te han entrado ganas de probar alguno de nuestros platos, haz tu reserva pinchando aquí.